NOTICIAS

Espacios de vida, participación ciudadana, economía social … ¿Cómo podemos redefinir las ciudades? COMUNES URBANOS – Una misión de estudio a Barcelona del 25 al 30 de noviembre de 2018

Durante seis días intensos, una delegación de Montreal reuniendo a representantes de la Ciudad de Montreal, instituciones académicas y organizaciones de economía social participaron en una misión de estudio a Barcelona sobre los comunes urbanos. Este proyecto es co-organizado por CITIES y Solon, una organización colectiva sin fines de lucro que se propone recrear vecindarios en las calles de Montreal, co-creando e implementando proyectos de energía y movilidad con los ciudadanos.

¡Esté al tanto porque hay herramientas interesantes en curso para compartir los aprendizajes la misión (casos de estudio, herramientas comparativas, video …)!

Las ciudades se enfrentan a un movimiento bidireccional: espacios urbanos más grandes, por un lado, y aspiraciones locales más fuertes, por el otro. Cuando los servicios públicos se organizan a nivel metropolitano, surgen nuevas formas de participación ciudadana a nivel local, que buscan recrear “ciudades para la gente”. Estas iniciativas desafían la relación de cada ciudadano con su ciudad, que pasa de elector a agente activo, y el posicionamiento de los municipios en los proyectos locales, de la gestión a la facilitación.

Proyectos emergentes en Montreal …

Montreal alberga varios espacios emergentes de innovación social, basados en las nociones de “comunes”, “terceros lugares”, “vecindarios” … En su nivel, estos proyectos abordan problemas globales como el cambio climático, la inclusión o el acceso equitativo a recursos y servicios. Crean nuevas ventajas para el desarrollo económico, social y cultural, aumentando así la resistencia de las comunidades. El vínculo entre la gobernanza de estos proyectos y la democracia participativa emergente aún está en construcción.

… que florecen en Barcelona
En Europa, y particularmente en España, varias ciudades han lanzado proyectos ambiciosos en los que la economía social y los proyectos colectivos están en el centro de las soluciones para encontrar una escala humana. En Barcelona, las ‘superillas’ (supermanzanas) redefinen la movilidad para limitar la contaminación y devolver la calle a los ciudadanos, y se organizan decenas de iniciativas para poner a los comunes en el corazón de la ciudad.

El gobierno municipal está tratando de integrar los bienes comunes en sus políticas públicas, apoyándose en el trabajo de las iniciativas ciudadanas y varias instituciones. Se ha desarrollado un plan estratégico en esta dirección, con tres ejes principales: democracia activa, acción comunitaria y tecnologías al servicio de los ciudadanos. Están surgiendo varias acciones enmarcadas en este plan de comunes urbanas de Barcelona: un programa para la autogestión de espacios para uso comunitario, cuyo primer paso fue el censo unificado de espacios públicos; nuevas herramientas y criterios en los procesos de licitación pública para promover la autogestión, la transparencia y el equilibrio de la comunidad, etc.

Una misión de estudio para permitir el cambio de escala
Existe un potencial en Montreal para pasar de la etapa inicial al desarrollo. CITIES y Solon, por lo tanto, proponen una misión de estudio en Barcelona para profundizar el trio de los Comunes – Barrios – Espíritu empresarial colectivo. La misión permite a un grupo de personas de Montreal, involucrados en la transición socio-ecológica de los entornos de vida, aprender de las prácticas de Barcelona y desarrollar herramientas que aceleren el cambio.

Una delegación mixta
La misión recrea las interacciones de los actores de la gobernanza colaborativa: gobiernos locales, empresas de economía social, organizaciones comunitarias, instituciones de investigación y capacitación.

Mas información:
UrbanCommonsMissionBCN2018Program